viernes, 8 de febrero de 2013

LA PARTICIPACIÓN: LA LLAVE DEL ÉXITO


La participación de los colaboradores / empleados incide directamente en las decisiones que afectan al desempeño de la compañía y al bienestar de sus integrantes. Puede describirse a partir de los cuatro elementos principales que la facilitan:

1. Poder. Consiste en ofrecer suficiente autoridad para tomar las decisiones de índole laboral que comprenden cosas como las siguientes: métodos de trabajo, asignación de tareas, resultados del desempeño, servicio al cliente y reclutamiento. El poder delegado puede variar enormemente, desde el mero hecho de pedirles su aportación a las decisiones que después adoptarán los ejecutivos hasta la toma conjunta de decisiones por ambos y las decisiones que toman los propios empleados.

2. Información. El acceso oportuno a la información relevante es indispensable para una buena decisión. Las empresas pueden promover la participación asegurándose de que la información necesaria fluya libremente y de manera transparente y de arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba. Entre otras cosas, datos referentes a los resultados de las operaciones, a los planes de negocios, a las condiciones de la competencia, a nuevas tecnologías y métodos de trabajo, a ideas para mejorar la empresa.

3. Conocimiento y habilidades. La participación de los empleados aumenta la eficiencia organizacional sólo en la medida en que los empleados posean las habilidades y conocimientos necesarios para llegar a una buena decisión. La empresa puede facilitar su participación impartiendo programas de formación y desarrollo para mejorar ambos. Abarcan una serie de dominios que se relacionan con la ejecución de actividades, toma de decisiones, resolución de problemas y saber cómo funciona el negocio.

4. Recompensas. Dado que en general hacemos cosas cuando se nos da un reconocimiento  los premios pueden influir mucho en la participación del personal. Las oportunidades significativas ofrecen premios intrínsecos como la sensación de autoestima y de logro. Los premios externos (las promociones, variables, retribuciones) refuerzan la participación cuando están ligados directamente a los resultados de intervenir en las decisiones.

Los cuatros elementos anteriores —poder, información, conocimiento y habilidades, y recompensas— inciden en el éxito de la participación. Cuando estos pilares se lleven a niveles más bajos en toda la empresa, mayor será la participación. Más aún, como son interdependientes, es necesario modificarlos al mismo tiempo para conseguir resultados positivos. Por ejemplo, si a los empleados se les concede más poder y autoridad para adoptar decisiones pero carecen de la información o conocimientos y destrezas necesarias para hacerlo bien, el valor de la participación tenderá a ser insignificante. Por otra parte, habrá pocos incentivos para mejorar el desempeño corporativo, si se les da más poder, información, conocimientos y destrezas, pero sin vincular el premio a los efectos que el cambio tiene en el desempeño. 

Los métodos de participación varían según la intervención otorgada al personal. Las estadísticas nos dicen que en las empresas de gran participación mejora la comunicación y coordinación, mejora la motivación y las capacidades y como resultado hay un aumento considerable de la productividad.

A partir de trabajar y consolidar estas herramientas estamos preparados para trabajar una meta común, un proyecto común, participativo e integrador que refuerce los objetivos de la empresa, la visión, la misión, sus valores …en poca palabras..construir un Proyecto de Empresa.